LAS CIFRAS LO DEMUESTRAN “CONCENTRACION EN LA COMPRA PÚBLICA”

“En esta columna de opinión, comento el impacto en la Compra Pública, con los cambios que se han realizado, durante estos últimos tres años, donde validan que estos cambios solo provocan concentración, debido al mal entendido ahorro en el Estado” 

Estimados lectores(as), esperando que este mes de mayo, que ya finaliza, con gran parte del País en cuarentena, pero con una luz de esperanza, por la gran cantidad de vacunados, que esta pesadilla pronto terminara, pero durante este tiempo, no puedo dejar de destacar que las empresas, se acomodan rápidamente a los cambios, para sobrevivir, y que el Mercado Público, de alguna u otra forma es un canal importante para comercializar, sobre todo a través de Internet. Sin embargo, se debe estar atento, porque este mercado está en constante cambio. 

Durante las ediciones anteriores, intentar explicar un nuevo enfoque que conceptualmente denominé “Mayor Democratización en la Compra Pública”, debido que con los años de experiencia en este mercado, estaba visualizando, que este mercado estaba camino a una concentración, es decir que la compra se concentraría en algunos, y que además dejaría de ser competitiva, porque se consideraba como un B2B, es decir, donde el Estado, es considerado como una Empresa, por ende, su filosofía apuntaría directamente al ahorro en los precios. 

Ahora bien, siempre he planteado que el Estado, en una definición de compra por internet, lo denominaba B2G, lo que quería decir, hacer negocios con el Estado, no solo tiene la componente de ahorro en los precios, sino un tema muy importante que es el ahorro en la gestión. Por esta razón que los instrumentos de compra llámese Licitación Pública, Privada, Trato Directo y Convenios Marco, contienen esta componente de Gestión que está regulada por una Ley, Reglamento, Dictámenes y que además se controla bajo el escrutinio público, e instituciones como la Contraloría, y el Tribunal de Compras Públicas, por ende, debe ser Transparente, y por ello se realiza todo a través de la plataforma electrónica definida para ello, donde cualquier ciudadano puede revisar el comportamiento de la compra, de la institución pública que quiera revisar. 

Dicho lo anterior, esta nueva forma de comprar, comenzó a plantearse a fines del año 2018, con un fuerte enfoque en el Ahorro, medido en los Precios, que fueron los inicios en la generación de la concentración en la compra pública, que se vieron reflejados el año 2019 y profundizándose el 2020, demostrado en el número de órdenes de compra, que se ve reflejado en las siguientes imágenes, fuente oficial de mercado público, donde el ticket promedio por orden de compra, comenzó a aumentar. Además, que pensar que los montos transados a través de la plataforma sean un éxito, es un error, porque los organismos públicos, están obligados por ley, a transparentar sus procesos de compra a través de la misma y la cantidad de órdenes de compra es el fiel reflejo de cómo las compras se concentran en pocos proveedores, dejando este mercado sin posibilidades a otros, debido a que se generan contratos de largo plazo. 

Adicionalmente, la gráfica demuestra como los Tratos Directos fueron aumentando su participación en la compra pública, entonces la competencia, que plantea el modelo, no es tal, porque utilizan como escusa la Pandemia. Con mayor razón este procedimiento de compra, es el que menos COMPETENCIA, genera. 

Los convenios Marcos, que, si generaban competencia, hoy día se encuentran claramente con un aporte muy menor en la cantidad de procesos y montos, reflejando con mayor fuerza su concentración…(ver informe del área de estudios de la consultoría CGCE. ) http://www.informaciondemercados.cl/revista-digital-informe-sobre-el-impacto-de-los-convenios-marcos-ed062021/

Pero también debemos considerar, que la Compra Pública, es tan amplia, es decir son variadas las Industrias sobre las cuales se realizan procedimiento de compra, y cada una de ellas tienen distintos comportamientos, por ejemplo, industria de pasajes aéreos nacionales, existen solo un par de líneas aéreas o industria de los combustibles, gas, artículos de escritorio, ferretería entre otras. Por ende, pretender que los instrumentos de compra sean estándares, nuevamente es un error. 

Como conclusión, si de verdad no se replantean el modelo de compra que están aplicando, se continuará con la concentración y esta será brutal, y solo quedarán un par de procesos de compra, donde podrán los proveedores participar. Si además adicionamos, agregación de demanda para compras conjuntas o colaborativas y nuevos procedimientos de compra, a través del anteproyecto de ley, donde crean procedimientos de compra, como por ejemplo las Subastas Electrónicas, y no se definen claramente en que industria serán utilizadas, y quedan abiertas, bajo el concepto que todo es estándar, más rápido se llegara a la concentración óptima, que el tiempo dirá cuál es el límite. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *