Lo poco que queda del alma de Apple: Cinco años sin Steve Jobs

Steve Jobs era más que el fundador de la compañía que nació en un garage: Era el alma de Apple, en cuanto a una visión llena de “misticidad” e innovación. Atributos que a cinco años de su muerte sus seguidores extrañan cada vez más.

Apple

Semanas antes del 05 de octubre 2011, Tim Cook asumía el liderazgo de la empresa tecnológica más innovadora del último tiempo. Luego de una intensa lucha contra un cáncer páncreas, Steve Jobs dejaba como legado la marca de la manzana, un símbolo sinónimo de creatividad mezclada con la mística de sorprenderse.

El liderazgo de Cook tiene sus adherentes y detractores, pero desde el punto de vista financiero nadie puede quejarse:

Las utilidades netas alcanzaron US$53.000 millones a fines de septiembre 2015, muy por encima de la combinación Facebook-Amazon-Microsoft.

Aumentó el valor de la compañía en casi US$750 mil millones en febrero de este año, diferencia notable si observamos los US$337 mil millones de Apple en 2011.

Capitalización bursátil es de poco más US$600.000 millones. Si bien no es como la de 2015, la cifra sigue siendo más del doble que en 2011.

Lo anterior permite que Apple por encima de Alphabet, la empresa del gigante Google y que ha dado pelea por aquel primer lugar. Y si bien desde el punto de vista de los números las cosas no han sido un desastre para la administración de Tim Cook, muchos se preguntan ¿qué queda Jobs en la actual era de Apple?.

Incertidumbre

Así es como los amantes de los productos de Apple definen el futuro de la compañía. No ven la magia innovadora que caracterizaba cada lanzamiento de producto, perdiendo un poco la identidad en la línea de romper esquemas.

La constante competencia con las nuevas tecnologías chinas sumado a la presión que significa el competir con Samsung, han hecho que la visión del actual CEO de la marca esté más orientada en mantener un legado que innovar en él.

Según declaró en La Tercera, Mario Romero, editor de Transmedia, estos años han sido difíciles para Tim Cook porque “ha sido un administrador del legado de Jobs, pero no necesariamente un innovador”, al ofrecer “más de lo mismo, con una visión más mercantilista y comercial que su antecesor”.

Opinión compartida por el Jack Gold, analista de J. Gold Associates, quien declaró a El Mundo que “es muy difícil mantener el ciclo de innovación cuando se ha desarrollado  un producto exitoso (…) La  pregunta persiste: ‘¿Cuál será la próxima revolución?’, y no es una obviedad  decir cuál será”.

Desafío en otra realidad

El mundo de la tecnología se ha deleitado en el último tiempo con la realidad aumentada, lo cual Tim Cook tendría como visión a la hora de tomar riesgos.

Y es que esta nueva administración cuenta con una forma muy distinta a la del recordado genio de la manzana: Más metódica, más productiva y más pragmática. Es una estilo que permite diferenciar a Cook de Jobs de manera muy marcada.

¿Qué desafíos hay para la compañía? Capturar usuarios Android con tentativas tecnologías, como lo fue la modificación al sistema operativo iOS, que permite sea algo menos cerrado.

Pero lo que el mundo de la tecnologías espera con ansias es que Tim Cook sea quien eche a andar el esperado proyecto Titan, un auto eléctrico inteligente que competiría con Tesla de Elon Musk. Esto podría llevar a Apple a otro tipo de competencias, donde Cook ya ha apuntado.

Deja un comentario